ArteArtistasBiografias en 5 MinutosCulturaMuertos en abrilNacidos en octubrePodcast

Pablo Picasso

Pablo Picasso
“Solo deja para mañana lo que estás dispuesto a dejar sin hacer al morir” – Pablo Picasso.

Pablo Picasso nació en Málaga, España, el 25 de octubre de 1881. Pablo heredó el apellido de su madre, Doña María Picasso y López. Su padre, Don José Ruiz Blasco, se ganaba la vida como profesor de arte y como pintor ocasional en la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo, en Málaga. Los padres de Pablo tuvieron dos hijas más: Dolores, que nació en 1884, y Concepción, nacida en 1887. La familia se mudó a La Coruña luego de que a Don José le ofrecieran un trabajo mejor pago. En 1892, Pablo tuvo la oportunidad de estudiar en la Escuela de Bellas Artes de la ciudad.

Aunque su talento era innato, Picasso recibía casi toda su técnica y su perfeccionamiento de su padre. En 1895, cuando a Don José le ofrecieron un puesto en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona, también, conocida como “La Lonja”, la familia se reubicó, nuevamente, y Pablo, que para entonces tenía 14 años, aprobó el examen de ingreso para una clase avanzada de arte clásico. Se decía que su trabajo era mejor que el de los estudiantes de último año, que estaban terminando sus trabajos finales de grado. En 1896, Picasso produjo su primer gran pintura “académica” al óleo.

Con ayuda económica de sus padres, Picasso pudo seguir estudiando en la Academia de Bellas Artes de Madrid (Academia de San Fernando), donde pasó el examen de ingreso para cursos avanzados. Pasaba mucho tiempo en el Museo del Prado, estudiando y copiando obras maestras. En 1898, Picasso contrajo escarlatina, por lo que decidió regresar a Barcelona y, luego, para mejorar su salud, pasar un tiempo en Horta de Ebro, una estancia en una comarca montañosa.

En Barcelona, Picasso frecuentaba Els Quatre Gats (Los Cuatro Gatos), un café al que concurrían artistas e intelectuales. Inmerso en el mundo avant-garde de Barcelona, Picasso cambió de foco y se desplazó del arte clásico hacia un estilo innovador, que lo llevaría a ser reconocido, a futuro, como “el padre del arte moderno”.

Picasso, también, empezó a viajar entre Barcelona y París, el centro del arte avant-garde del momento. Muchos dicen que Pablo tenía “la técnica para apropiarse de cualquier estilo y la percepción para saber qué estilos eran importantes”. Picasso no copiaba con exactitud las pinturas de los artistas ya establecidos, sino que, mientras absorbía elementos de sus técnicas, les agregaba su propio estilo y perspectiva únicos.

Picasso exploró muchos estilos, mientras se movía con rapidez entre las fases artísticas. Una pintura que finalizó en 1901 tiene dotes del expresionismo de Van Gogh; otra pintura, del mismo año, está hecha con la técnica del puntillismo. Además, comenzó a crear una serie de trabajos, a los que, luego, se los conocería como “períodos”.

Se considera que el Período Azul es su transición entre el arte clásico y el arte abstracto-moderno. También, fue reflejo de una pérdida profunda e importante: el suicidio de su amigo Carlos Casagemas. Picasso expresó su dolor y melancolía en sus pinturas entre 1901 y 1904. Las imágenes de ceguera, soledad, pobreza y desesperación dominan los lienzos en el Período Azul. Las pinturas son casi monocromáticas y oscilan entre la gama de los azules y los azul-verdosos, tienen temáticas sombrías y, en algunas, se lo puede ver a Casagemas.

La depresión que sintió en el Período Azul amainó y, a partir de 1905, nació el Período Rosa, que tenía colores más cálidos y que inspiraban alegría. Durante este período, Picasso tuvo mecenas, como Gertrude Stein y su hermano Leo. Este período, también, marcó el comienzo de su prosperidad económica, que aumentaría el resto de su vida.

Le seguirían más períodos. En 1907, se centró en el Cubismo y pintó, entre otros, el óleo Les demoiselles d’Avignon. En 1909, cambió a un subgrupo del Cubismo, el Cubismo Analítico, y, por ejemplo, produjo Panes y frutero con frutas sobre una mesa. Luego, pasaría a otro subgrupo, el Cubismo Sintético. Seguiría así a lo largo de los años

Aunque Picasso decidió permanecer neutral durante las guerras, se veía afectado por cada conflicto. Durante la Primera Guerra Mundial, su arte sería más sombrío y trataría temas menos abstractos. Sin embargo, no todo fue oscuridad en tiempos de guerra, ya que tuvo nuevas oportunidades: en 1916 conoció al empresario de ballet ruso, Diaghilev, y al compositor Erik Satie. Ellos le pidieron que diseñe el decorado para el ballet Parade. Allí conoció a Olga Khokhlova, una bailarina de la compañía de ballet ruso de Diaghilev, con la que se casó en 1918. La pareja se asentó en un cómodo departamento en París.

En 1923 Picasso dejó de lado el Cubismo y comenzó su Período Clásico, en el que pintó La flauta de pan, la obra más importante de esta serie. Pablo, también, empezó a sentirse abrumado por la creciente popularidad.

Durante la guerra civil española, el Gobierno español le pidió a Picasso que pintara un mural para el pabellón de la Segunda República Española de la Exposición Internacional de París. Así, Pablo creó Guernica, un mural gigante considerado una de las pinturas más importantes del siglo XX. Paradójicamente, Picasso no permitió que trajesen el mural devuelta a España, una vez terminada la Exposición Internacional,  hasta que no se acabara el fascismo en el país. Guernica permaneció en Nueva York hasta 1981, cuando lo trasladaron a España.

Picasso nunca paró de trabajar. Además de ser pintor, también era escultor, cerámico, diseñador escénico, poeta y dramaturgo. Era toda una celebridad, reconocido no solo por su arte, sino, también, por sus amantes, sus dos esposas, así como, también, por sus cuatro hijos de tres mujeres distintas. Picasso variaba, constantemente, entre la experimentación artística y su trabajo. Hasta los últimos años de su larga vida, produjo una increíble cantidad de creaciones, en una gran gama de estilos.

Se estima que produjo cientos de miles de piezas de arte durante su vida, las cuales incluyen tapices, alfombras, pinturas, dibujos y cerámicas. Se sabe que pintó con pintura para amateurs y que, a menudo, pintaba de noche con luz artificial.

El arte de Picasso es uno de los más caros del mundo: dos pinturas establecieron precios récords en 2004 y 2010, por ciento cuatro millones de dólares y ciento seis millones quinientos mil dólares, respectivamente. Parece que, además, hay otro precio a pagar por ser un artista famoso: el Registro de Arte Perdido detalla que hay quinientas cincuenta obras de Picasso extraviadas. Han robado más obras de Picasso que de cualquier otro artista.

Pablo Picasso murió el 8 de abril de 1973, a los 91 años. Durante más de 70 años de productividad, influenció el arte, y, todavía, se lo considera uno de los artistas más influyentes del siglo XX. A pesar de que los críticos de arte y los devotos hablan del “estilo” de Picasso, él lo describe así: “Si lo pienso bien, probablemente, sea un pintor sin estilo. El “estilo”, en general, es algo que ata al artista y que hace que él vea las cosas de cierta manera, que use las mismas técnicas, las mismas fórmulas, años tras año, a veces por toda una vida. Sin embargo, yo doy golpes a lo loco. Soy un poco atorrante. Me pueden ver en este momento, pero ya he cambiado; ya estoy en otro lugar. Nunca me podrán atar, y es por eso que no tengo estilo”.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button