Biografias en 5 MinutosEntretenimientoMuertos en diciembreNacidos en diciembrePelículasPodcast

Walt Disney

Walt Disney
“Si lo puedes soñar, lo puedes hacer” – Walt Disney

No hay nombre más conocido en la industria cinematográfica que el de Walt Disney. Es un ícono americano cinematográfico: sigue teniendo peso décadas luego del fallecimiento de su creador. Sin embargo, pocas personas saben sobre su vida temprana y sobre cómo Walt Disney se volvió exitoso.

Walter Elias Disney nació el 5 de diciembre de 1901, en una familia numerosa. Desde pequeño, Walt se interesó en el arte y el dibujo. Sin embargo, a pesar de que la pasión de su vida haya sido el arte, su vida temprana estuvo llena de incertidumbre. En 1917, se mudó a Chicago y trató de enlistarse en el ejército de los Estados Unidos para pelear en la Primera Guerra Mundial, pero no lo dejaron por ser menor de edad. El año siguiente, luego de mentir sobre su edad para unirse a la Cruz Roja Americana, desembarcó en Francia, en noviembre de 1918, justo después de que se haya firmado la amnistía.

Muchos de los dibujos animados de Walt, especialmente los que aparecían en el periódico escolar, eran muy patrióticos: creaba dibujos y arte relacionados con la Primera Guerra Mundial. El amor por su patria fue algo que lo caracterizó siempre.

Pocas personas, eclipsadas por el éxito que tuvo después, se acuerdan de la primera compañía que fracasó a su cargo.  La empresa, Laugh O-gram Studio, quebró en 1923. El éxito de Walt Disney todavía estaba lejos.

El 13 de julio de 1925, en Idaho, Walt se casó con Lillian Bounds, una artista de tinta de los estudios Disney. La pareja tuvo dos hijas: Diane, que nació en 1933, y Sharon, que nació en 1936. En los años noventa, Lillian dijo que Walt había sido un padre y un abuelo maravilloso, y que siempre había sido un caballero para con ella.

No fue hasta mayo de 1928 que el personaje estrella de Disney, Mickey Mouse, fue desarrollado en su totalidad. Mickey fue el comienzo de lo que sería la gran compañía Walt Disney, que poco a poco empezaba a tomar forma.

El origen exacto de Mickey Mouse no es claro:  algunas teorías sugieren que el personaje puedo haber sido inspirado en una rata mascota que tuvo Walt. A pesar de sus orígenes inciertos, el tercer intento del uso de Mickey fue el que tuvo éxito y el que marcó un momento cúlmine en la historia de Disney y de la animación en general. Sincronizaron al personaje con una canción en el videoclip corto llamado Barco de Vapor Willie, que fue el primer dibujo animado con sonido agregado en postproducción.

Durante los años veinte, Walt Disney buscó compositores profesionales de música que pudieran convertir las animaciones en un método por el cual se pudiera expresar música.  Tenía la mente puesta en combinar la música y la animación para que fuera más fácil contar una historia. Esta es la razón por la cual muchos de sus primeros dibujos animados fueron musicales.

Sin embargo, lo mejor estaría por venir. A mediados de 1934, Walt incursionó en nuevas ideas y ese fue el momento en el cual su pequeño estudio comenzó la creación de una película animada: Blancanieves y los siete enanos. Esta producción tardó cuatro años en completarse y costó un millón y medio de dólares. Como era un largometraje animado a color y con sonido, se fue por encima del presupuesto, incluso hubo gente de la industria que creía que ese proyecto iba a quebrar a la empresa; muchos de ellos decían que era una estupidez de Disney. Sin embargo, como se sabe, Blancanieves no solo no quebró a la empresa, sino que se convirtió en la película más popular de 1938 y, para mayo de 1939, había ganado $6,5 millones, lo que hizo que sea la película con sonido más exitosa hasta la fecha.

El resto es historia, como dicen. Éxito tras éxito, Disney produjo películas animadas con música, color y con voces, como Pinocchio y Fantasia, de 1940, Dumbo, de 1941, Bambi, de 1942, Cenicienta de 1950 y Mary Poppins, de 1964. Su triunfo en el rubro hizo que el estándar Disney sea el estándar de oro para cualquier genio creativo.

Con el éxito de sus películas, no es sorpresa que el estudio Walt Disney haya sido próspero y que se haya diversificado en los años cincuenta: en 1955, abrieron el parque de diversiones Disneyland. Para poder financiar el parque temático y para incrementar el ingreso del estudio, la Compañía Disney empezó a producir programas de televisión en paralelo a sus estudios cinematográficos.

A pesar de su enorme éxito en la innovación cinematográfica y animada, Walt Disney era una persona insegura, tímida y muy autocrítica, que, además, fumaba como una chimenea. Dejando de lado sus inseguridades personales, trabajó mucho para mostrarse como una persona cálida y buena, lo que lo llevó a ser visto bajo una luz muy positiva.  Algunos creen que Walt era un racista imperialista estadounidense, pero todo aquel que lo conociera personalmente lo defendería ante tales acusaciones, diciendo que fue Walt quien persuadió a la academia para que le dieran el Óscar a James Baskett por su caracterización del Tío Remus en la película animada Canción del sur. Así Baskett se convirtió en el primer afroamericano en ganar el premio. Probablemente, debido a que era fumador, Walt Disney murió el 15 de diciembre de 1966, por complicaciones asociadas al cáncer de pulmón, el cual le habían diagnosticado en noviembre de ese mismo año. Tenía sesenta y cinco años. A pesar de su muerte, la compañía siguió creciendo y se convirtió en uno de los estudios de cine y televisión más grandes, más poderosos y más exitosos del mundo, luego de la adquisición de Marvel, Star Wars y Pixar. Walt Disney y varios miembros del equipo de Disney han recibido más de 950 premios y menciones en varias partes del mundo. Entre ellas hay 59 nominaciones al Óscar, de las cuales ganaron 22. Ambas cantidades de nominaciones son récords muy difíciles de romper.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button